El holandés errante

Weretilneck viene cubriendo todos los frentes en diciembre: presentó e anfitrión de las reuniones del G-20 en Bariloche; puso a timbear la guita del Plan Castello; y pretende tener presupuesto para 2018 en tiempo record. Redacción