El gas ruso: capítulo europeo de la disputa por los hidrocarburos

Estados Unidos y China son aliados a conveniencia. Ambas naciones se oponen al avance de Rusia en el mercado mundial y en el dominio territorial de las reservas de gas y petróleo. Sólo Alemania parece contenta; y a regañadientes, los gobiernos de derecha de América Latina observan expectantes el panorama. Redacción