Autos, tanos y cantos de sirena

La industria automotriz sigue en picada. El mercado brasileño cada vez adquiere menos vehículos nacionales, y la demanda del mercado interno descendió más del 60% en el último año. Las fábricas continúan reduciendo turnados, recortando salarios y suspendiendo trabajadores. Redacción