Timbas

Algunos informes del Banco Central pintan de cuerpo entero la situación nacional, a pesar de que los datos se transformen por momentos en números y guarismos difíciles de interpretar para las personas no familiarizadas con las variables económicas y la terminología financiera.
Redacción
Según el BCRA los bancos privados ganaron en mayo pasado 21.398 millones de pesos. Un 200,6 % por encima de igual mes del año 2018. En tanto que la banca pública, reflejo pérdidas por un 93,2 %. Según el informe, en mayo de 2019 tuvieron ganancias netas por 495 millones de pesos, contra 7.338 millones que habían obtenido en mayo del 2018.
Otros informes de la autoridad financiera, se refieren a la morosidad en el pago de créditos por parte de empresas y de familias. Según el BCRA, las primeras registraron moras por más de un 3% respecto de un año atrás. Los hogares, en cambio y para el mismo periodo, están registran una suba de 4,9% de retrazo. En los bancos públicos, las moras crecen en porcentaje, reflejando el resultado de las altas tasas de interés, impulsadas por una política monetaria fuertemente contractiva de parte del banco Central. En términos globales, la entidad financiera admite una baja de casi el 32%.
En el último informe publicado por el Fondo Monetario Internacional, lejos de horrorizarse, se describe éste cuadro en forma elogiosa.
Porque a pesar de contar “con una economía entrando en proceso recesivo con alta inflación y muy elevada tasa de interés”; y que el crédito al sector privado en pesos, tanto a empresas como personales, sufrió una caída en términos reales del 18 por ciento en 2018, “los bancos se mantuvieron bien preparados para enfrentar el “mal tiempo””.
Un aspecto que escapa a las finanzas en ese informe, destaca positivamente los impulsos gubernamentales para las reformas en cuanto a “políticas y prácticas laborales”. Fundamenta el Fondo con las siguientes palabras: “los trabajadores argentinos están entre los mejor educados y capacitados de América latina, frecuentemente citado por inversores extranjeros como uno de los factores clave para decidir sus inversiones en el país”. Destaca el alto nivel de la seguridad social y salud de la que gozan los trabajadores argentinos, pero ven como negativas las altas tasas y costos laborales que van asociados a esos beneficios.
Según el FMI, “las leyes laborales son comparativamente proteccionistas en Argentina, y los litigios por trabajo son frecuentemente citados como un importante factor de incremento de costos laborales”. La recomendación del organismo, es que los sectores se dirijan en materia laboral, a la emulación del acuerdo de flexibilización alcanzado en Neuquén con el gremio petrolero -encabezado por el Senador Pereyra -, que “permitió reducir costos laborales en un sector clave como la extracción de hidrocarburos no convencionales”.
Lo que no remarca el informe, son los altos porcentajes de rentabilidad que posee el sector extractivo en Vaca Muerta; o menos aún, las situaciones de riesgo permanente en la que se encuentran los trabajadores de la actividad.

Fuente: BCRA / FMI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s