Autos, tanos y cantos de sirena

La industria automotriz sigue en picada. El mercado brasileño cada vez adquiere menos vehículos nacionales, y la demanda del mercado interno descendió más del 60% en el último año. Las fábricas continúan reduciendo turnados, recortando salarios y suspendiendo trabajadores.
Redacción
La actividad se encuentra con niveles de depresión alarmantes, a pesar de los intentos del Gobierno nacional en darle beneficios al sector. Brasil redujo la adquisición de autos argentinos. El mercado interno adquiere menos del 40% de lo que compraba en 2018. Las empresas continúan suspendiendo operarios, reduciendo salarios y turnados.
Según trascendió, lo que buscará el sector es “capturar la demanda”. Las terminales automotrices y las empresas autopartistas participaron de un trabajo impulsado por la consultora Abeceb, en el cual se sugiere buscar mercados en otros países de América Latina, África y Oceanía; al tiempo que paralelamente se realiza una fuerte inversión de la parte empresaria para “reconvertir” el sector incorporando tecnologías y materiales propios de la industria líder a nivel mundial.
Según la consultora, mientras se regulariza la situación con Brasil, la industria debe caminar hacia agrandar su escala; y proyectarse en el negocio con los operadores de mayor nivel global. Sin embargo, sugiere que las exportaciones a países del sudeste asiático o en la misma África, contribuirán a seguir manteniendo la actividad en el sector, dado que en esas latitudes la demanda de automóviles y repuestos por los próximos diez años, coincidirá con lo que produce Argentina.
Otra de las “revelaciones”, es que se da por asumido que las PyMES no podrán aggiornarse ni operativa ni productivamente a los cánones mínimos de eficiencia global y materia tecnológica; por lo tanto, lo que propone es estudio es reconvertir el sector hacia las “industrias 4.0”.
No se analiza si ese camino es conveniente para la industria argentina. Eso “es así” porque el mercado mundial lo dice.
Mientras tanto, Renault, FIAT y otras firmas del sector, acordaron con autoridades provinciales y del Gobierno Nacional, una serie de “medidas de emergencia”. Las mismas consisten – guarismo más, decimal menos -, en reducciones de la jornada laboral y de sueldos, que quedarán al 70% del nivel que corresponde. Asimismo, se instrumentarán suspensiones transitorias y rotativas; y el mismo criterio se utilizaría para el turnado.
La vigencia de éste sistema se implementará hasta fines de marzo de 2020; época en la cual se especula con una reactivación firme de la economía. El término coincidirá también con el cumplimiento de los clásicos “primeros cien días de gobierno” de la próxima gestión.
Mientras se aguardan las correctas decisiones diplomáticas en referencia al comercio exterior de parte de las cancillerías brasileñas, nigerianas, sudafricanas e indonesias; el Gerente de FIAT Argentina, Cristiano Ratazzi; describe en dos frases cortas el modelo de negocios llevado por la multinacional en los últimos treinta años en el país, y que recientemente suspendió a 2.000 trabajadores como forma de mantener la tasa de ganancia, dado que no se están vendiendo unidades: “Son cosas que pasan.Nos interesa Brasil, no Argentina”.

Fuentes: SMATA / Gob. Pcia. Córdoba / Motor Industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s