La pesca no tiene inocentes

El panorama pesquero argentino, está siendo sobrestimado por el gobierno, las cámaras del sector y el contexto internacional. No se trata de una cuestión inocente. La depredación y destrato del recurso es el canal para la marcha de negocios de importantes dimensiones. Asimismo, moviliza la industria y mantiene vivas – en términos generales – a las fuentes de empleo.
Redacción

Existen informes oficiales, declaraciones de altos funcionarios y convenios internacionales que marcan la pauta que no todo es color rosa en el sector. La actual prosperidad tiene fecha de vencimiento y el gobierno lo sabe.
Días atrás se difundieron por los medios masivos, fotografías que retrataban el misterio a voces: alrededor de 350 buques de origen asiático y europeo principalmente, se encontraban pescando en el límite de la zona exclusiva nacional (milla 200; aproximadamente a 400 kilómetros de la costa). Se conoció además que no se trata solamente de pesqueros en condición ilegal. Los mismos están acompañados en la misma flota por buques factorías – donde se procesa lo capturado -, y barcos de pertrechos rescate y abastecimiento. Es decir, la pesca ilegal internacional, ha organizado su cadena logística de alta mar en aras de depredar el recurso argentino.
Asimismo, hay otra pata en la cuestión: la Corona británica a partir de su ocupación en Malvinas, otorga licencias de pesca, a propios y ajenos, en la misma proporción que el gobierno argentino.
En cuanto a los acuerdos comerciales, recientemente el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere , anunció que China bajará los aranceles de importación aranceles para productos argentinos y “esa reducción alcanza al langostino y al calamar”, afirmó el funcionario; cosa que “mejorará la competitividad de la pesca argentina”.
En el mismo orden de cosas, la Cancillería argentina anunció que la Unión Europea (UE) estableció beneficios arancelarios con la intención de apuntalar la importación de diversos productos agroindustriales, entre ellos la merluza. Según el informe, la mercadería tendrá arancel cero (0%) para su ingreso al mercado europeo. Es mismo estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2020, y contempla un cupo de 25 mil toneladas de merluza hubbsi. En divisas; aproximadamente 62,5 millones de dólares al año. Además, el mismo acuerdo contempla in ingreso al viejo continente, de otras 40 mil toneladas de diversas especies marinas, lo que significaría un volumen de 80 millones de dólares anuales.

La industria pesquera argentina vende al mundo tres especies principales: el langostino, con un volumen de capturas durante 2018 que alcanzó las 320.000 toneladas, obtuvo un precio promedio en dólares de 6.500 por tonelada. Por su parte la merluza, con capturas que rondan las 600 mil toneladas, cotizó un total de 1.500 millones de dólares. Finalmente el calamar: 78.000 mil toneladas de pesca, y un total vendido de 93,5 millones y medio.
Es decir, solo argentina produce – o pesca – un millón de toneladas anuales, de las cuales se obtienen alrededor de U$S 998.000 por ventas al exterior.

Fuente: Pescare / Diario La Jornada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s