Sancor no será más Sancor

El pasado 12 de abril, los asociados de la cooperativa láctea Sancor aprobaron por unanimidad la oferta de asociación con Adecoagro, a través de la constitución de una Sociedad Anónima (S.A.) que le venderá a la empresa oferente el 90% de sus activos. La operación implicó 400 millones de dólares. Ochenta años de trabajo asociativo serán picados por la “reconversión productiva”.
Redacción
De esta manera, la Asamblea autorizó al Consejo de Administración para que “realice todos los actos necesarios para la constitución de una SA y transfiera a ésta las plantas productivas, personal, centros logísticos, las marcas de Sancor y demás activos y pasivos incluidos en la oferta”, informaron desde la empresa a través de un comunicado. A partir de esto, “Sancor Cooperativas Unidas Ltda. venderá a Adecoagro SA no menos del 90% de las acciones de la nueva SA”
Asimismo, luego de culminada la transacción formal, el residual de Sancor continuará su actividad como una cooperativa de productores de leche, prestando asistencia técnica y otros servicios a sus asociados. A su ves Adecoagro, proveería de insumos; al tiempo de exigir estándares de trabajo y calidad a los tamberos que le entregarían la materia prima de manera exclusiva a través de la cooperativa residual.
De esta manera, tras ocho décadas de producción, se selló el futuro de la empresa insignia de la producción láctea nacional y la cooperativa de tamberos más grande América Latina. Visiblemente resentida en su estructura, Sancor tranferirá a la empresa Adecoagro el 90 % de sus activos por sólo U$S 400 millones.
Según trascendió, la firma compradora, invertirá en la estructura productiva con el objetivo de, a partir del prestigio de la marca Sancor, diversificará la producción incursionando en otros rubros además del lácteo. Asimismo, con esa impronta, intentará volver al comercio internacional.
Adecoagro cuenta en la Argentina con dos tambos de alta tecnología en los que posee una capacidad de producción de 95 millones de litros de leche cruda al año. Su fuerte no está en la góndola con productos con marca. La empresa intentaría aplicar en el sector lechero, el sistema de producción que se utiliza en una gran parte de la industria avícola: aceleración del proceso de producción, bajo estándar de calidad alimenticia, reducción de costos; y competencia a partir de precios bajos.
Adecoagro, propietaria de la marca Molinos Ala, participa también en negocios vinculados al sistema de siembra directa, la producción de caña de azúcar, etanol, granos y en la industria arrocera.
Llegaron a su fin 80 años de desarrollo productivo e industrial hacia el sector de la alimentación. La industria lechera pasará por la picadora de la “reconversión productiva”. La leche ya no será la misma leche.

Fuentes: El Enfiteuta / Motor Económico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s