La derecha hace teoría y el trabajador la padece

Esta semana tuvieron lugar en la ciudad de Buenos Aires, dos eventos que marcarán parte del destino de los trabajadores argentinos en los próximos dos años: el Consejo del Salario y el del 9° Foro de Recursos Humanos.
Redacción
Hay tres pilares para entender la sociedad en la que vivimos -capitalista, injusta, regida por el mercado: primero, nada puede entenderse sino es puesto en contexto, sino se busca de dónde salen o cómo ocurren las cosas que suceden. Segundo, la realidad es inmensamente más grande de lo que alcanzaremos a conocer. Tercero, que nos cueste darnos cuenta de la presencia de los dos pilares anteriores, obedece a que hay sectores de la sociedad interesados en que eso suceda y que permanezca así.
Esta semana tuvieron lugar en la ciudad de Buenos Aires, dos eventos que marcarán parte del destino de los trabajadores argentinos en los próximos dos años: el Consejo del Salario y el del 9° Foro de Recursos Humanos.
El primero tuvo bastante repercusión. Representantes de las centrales gremiales mayoritarias, las patronales y el gobierno nacional se volvieron a reunir para fijar el Salario Mínimo, Vital y Móvil.
El Ministro Triacca, levantó la propuesta empresarial, lo que significó que el aumento alcance el 24%. Lo que parecía un guiño a los gremios terminó en abrazo para los empresarios. El salario mínimo se elevará de $ 8.060 a diez mil pesos de la siguiente forma: $8.860 a partir del 1° julio próximo, $9.500 desde el 1° de enero y $10.000 en julio de 2018.
Tanto CGT como CTA elevaron una propuesta conjunta de elevar el mínimo a quince mil pesos, pero naturalmente fue rechazado tanto por los representantes del gobierno como por las patronales. Entre estas últimas se encontraban la Unión Industrial Argentina, la Bolsa de Comercio, Confederaciones Rurales Argentinas, Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Con.In.Agro.), la Cámara Argentina de Comercio, y la Cámara Argentina de la Construcción.
Lo que quedó claro, es el empujón de los salarios hacia abajo y la firme pretensión de Cambiemos de consolidar la baja de los costos laborales. Para la gestión de Macri, el reclamo empresario de mayores condiciones de competitividad se generará a partir de una precarización aún mayor del trabajo.
Desde el 9° Foro de Recursos Humanos, las principales subsidiarias de las multinacionales del sector deslizaron el siguiente diagnóstico: en un “escenario de reacomodamiento” luego del cambio de gobierno, van “surfeando la coyuntura” sin dejar de conseguir y “cumplir con los objetivos planteados”; al tiempo que vislumbran “una transformación laboral importantísima en la Argentina”.
Las empresas recorren el camino de la modernización, que significará “un cambio más allá de la legislación” en materia laboral; y una mejor posición respecto del mercado externo.
El Foro contó con la participación de representantes gubernamentales. El ministro de trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, enfatizó el impulso de una reforma impositiva orientada a la reducción de los costos laborales: “somos muy caros para competir contra Brasil y México”, sentenció.
Por su parte, El Secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, contrinuyó al debate señalando que las empresas “no toman un trabajador más porque no lo necesitan”.
Durante la jornada de hoy, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, difundió los dador del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que reúne información de los trabajadores registrados.
Del mismo, podemos realizar dos observaciones significativas. La primera, que las 65 mil empresas empleaban al mes de mayo pasado casi cuatro millones de trabajadores. La segunda observación es que la mitad apenas supera los $ 14.500 netos (de bolsillo).
Los sectores más relegados son el agropecuario, hotelería y gastronomía, enseñanza, servicios comunitarios, salud y la construcción.
De todas maneras, por más que el empresariado se queje por los costos laborales, el modelo económico instalado por la Alianza PRO – UCR, está cosechando lo que sembró. Para ellos, el resultado es positivo.
Macroeconómicamente hablando, la demanda global cayó a pique. Sólo quedan en pie algunos sectores ligados a al exportación y a las finanzas. Mientras el descenso se mantenga constante, los salarios continuarán el camino a la baja en términos relativos. Lo único que está garantizado, es el altísimo margen de ganancia que están obteniendo las patronales agrarias, y los escolaceros de la city.

Fuente: Ministerio de Trabajo de la Nación / El Cronista Comercial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s