Claves del proyecto de pauta estatal publicitaria

Cambiemos está a un paso de la importación de pauta publicitaria estatal. Sólo depende de que la negociación para su tratamiento en Diputados supere la oferta de “sanguchitos”. Algunos aspectos del proyecto.
Redacción
El proyecto de ley que regulará el mecanismo de otorgamiento de la publicidad oficial espera el pronto tratamiento en la Cámara de Diputados, luego de que el pasado 23 de noviembre obtuviera la media sanción del Senado.
La norma, es de vital importancia por dos razones: primero, cuál es el objeto de la pauta oficial; y segundo, cuáles serán los criterios para la distribución de contenidos y de fondos. Claro está que el interés fundamental del establishment de los medios de comunicación y difusión – velados impulsores del proyecto – está centrado en el último aspecto.
A pesar de esto cabe resaltar algunos aspectos del proyecto de ley, que nos permitirán deducir hacia dónde se dirigirá la política estatal de cara a brindar el servicio público de información y difusión.
Uno de esos aspectos, es el rol que asumirá el Estado de cara a la producción de mensajes. Es decir, el Estado podría encargarse de la producción, realización y comercialización de los contenidos; o bien, tercerizar total o parcialmente el servicio a manos de operadores privados, se igual modo que se ha hecho con otros servicios públicos (trenes, subtes, telefonía, electricidad).
De hecho, el texto contempla la posibilidad de que se inscriban en el registro para la publicidad oficial a “aquellos medios de comunicación y/o soportes, productoras de contenidos y/o comercializadoras de espacios publicitarios”.
No hace falta aclarar que para la “venta” de derechos de producción, realización y comercialización de la publicidad oficial al capital concentrado nacional o extranjero, hace falta un paso.
Sobre los criterios para la asignación de la pauta, el proyecto toma como primera medida el “alcance del medio de comunicación o soporte en función de su circulación o audiencia”.
Pensando bien, la redacción del proyecto seguramente estuvo a cargo de escribas que en términos de medios de comunicación, información y difusión, atrasan tecnológicamente veinticinco años, dado que no tienen en cuenta los medios digitales, redes sociales, telefonía entre otros. Sólo parece contemplar a los medios gráficos en papel, radios, televisión y publicidad estática, aunque no establece una pauta de “medición” más allá del clásico centimetraje, tiempo de emisión y rating de audiencia.
Pensando mal, el proyecto está redactado a medida de los medios concentrados nacionales o dependientes y subsidiario de las multinacionales del sector. Son éstas empresa las que poseen la cintura necesaria para direccionar o transferir pérdidas y ganancias según el formato que privilegien.
Por último, debemos resaltar un último aspecto: el proyecto de ley no establece ni crea un organismo de control y ejecución de las sanciones que postula. Tampoco determina donde tributarán las empresas que accedan a paquetes de pautas o “compren” los mencionados derechos de producción, realización y comercialización; ni mucho menos para qué se destinará lo recaudado.
Como yapa, el proyecto no exige que la mano de obra que se ocupe de la producción, realización y comercialización de dichos contenidos resida en el país; o que los productos se realicen en Argentina. Es decir, estamos a un paso de la importación de pauta publicitaria estatal.

Ver proyecto de ley: proyecto-de-ley-s-1643-16

Fuente: Página/12 y fuentes propias.

Opinión: EL SERVICIO PÚBLICO DE PUBLICIDAD OFICIAL ES UN DERECHO HUMANO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s