Leyes privatistas se ciernen sobre el Astillero Río Santiago

Los proyectos de ley Transporte por Agua con Reserva de Cargas y Fondo de Desarrollo de la Industria Naval Nacional, creados por los trabajadores de Astillero Río Santiago, han perdido estado parlamentario. Estamos en peligro.
Foro Naval Argentino Hipólito Bouchard *
Los mismos se originan luego de la victoria contra el intento de privatización de Menem-Dromi-Camilión-Cavallo y su PJ en la década del ’90 y han tomado sucesivo estado parlamentario desde el año 2002 con firma de todo el espectro político de ambas cámaras legislativas. Los mismos crean el mercado interno de fletes para los buques nacionales apoderandose de la mitad de los 7000 millones de dólares de facturación anual, en manos de las multinacionales del transporte y financian con un impuesto del 2% dentro de la propia actividad, a los armadores que construyan sus barcos en astilleros argentinos. Dan laburo en astilleros, proveedores y en la sociedad donde se gastan esos sueldos por 146.000 puestos de trabajo totales. Crean soberanía en el comercio exterior y permiten los pactos bilaterales y equilibrados con otras naciones. Facturan a lo bestia en la actividad capital intensiva de la navegación. Son Patria, Pueblo y Trabajo.

Todos los políticos, sindicalistas (y) empresarios los conocen… y lamiendo la mano de sus amos extranjeros, los combaten presentando alternativas truchas privatistas.
Los proyectos de Luenzo (Frente Renovador), Martinez Campos (PJ), Pino Solanas (Alianza Unen) se constituyen como plexo jurídico del coloniaje, fomentando la importación de buques usados del extranjero (de 15 años de antigüedad) para bloquear toda posibilidad de que los astillero nacionales puedan construir buques para la desaparecida Marina Mercante Nacional.

Son continuidad de la destrucción de ELMA YPF Flota, YCF Flota, Flota Fluvial del Estado, CIAMAR, ASTRAMAR, Del Bene y los astilleros que las abastecían de barcos y cerraron en los ’90 por el Decreto 1772. Menem lo hizo. Y sus “únicos herederos”, renovadores, ortodoxos o progres, son leales como él, a yanquilandia.

Hay que darle estado parlamentario a Transporte por Agua con Reserva de Cargas y Fondo de Desarrollo de la Industria Naval Nacional. Ahora, YA!. Diputados Nac&Pop! teléfono!!!

Antes que las embajadas extranjeras y sus políticos profesionales, cámaras empresarias FINA, ABIN, SAON, FEMPINRA, SOMU, caballos y sindicalistas empresarios que entregaron la Marina Mercante, los puertos y sus dragas, los astilleros y sus obreros navales y las vías navegables al imperio, consumen la legalización de la entrega nacional.
Con número de expediente las leyes de los trabajadores harán su trabajo político y habrá trabajo para Astillero. Hay que clavar el taco y resistir. Amén.

* Martin Ayerbe –  Presidente del Foro Naval Argentino Hipólito Bouchard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s