Enterrar la guita

La no declaración de todo lo que se posee para no tributar, es una práctica tan vieja como el sistema de cobro de impuestos. Entrados ya en el siglo XXI, la práctica es moneda corriente entre empresarios, funcionarios y lobbistas. Aquí una breve explicación de cómo funciona a nivel mundial el lavado de activos (o de dinero).
Redacción
El lavado de dinero es la transformación de réditos ilícitos en lícitos. Es decir, cuando la obtención de esos recursos se realizó por cualquier acción delictiva (evasión de impuestos, contrabando, etc.), y se procede luego a maniobras que ocultan el verdadero origen de ese dinero.
El esquema publicado por una de las fuentes consultadas, nos servirá para describir y dimensionar el esquema más usual para el lavado de dinero:
Supongamos que la empresa “Y” obtuvo dinero en forma ilícita. “Y” es una firma off-shore; o sea, no está radicada en el país, sino que tiene domicilio en un paraíso fiscal (por ejemplo, Panamá). A la vez, “Y” deposita el dinero sucio en un banco off shore, e integra esas divisas en el sistema financiero.
Tiempo después, “aparece” una oportunidad para retornar es dinero al país. Dado que “Y” no puede demostrar de donde procede dicho dinero porque es ilegal, necesita legalizarlo, blanquearlo.Lavado de dinero. Circuito
Aquí comienza la acción propia del lavado. “Y” “contrata” los servicios de “X” (también off shore y usualmente fantasma), quién emite una factura falsa. “Y” “paga” esos servicios mediante transferencia electrónica a una cuenta a nombre de “X” en un banco off shore.
En esta etapa pueden suceder dos cosas. Una es que a partir de esa “oportunidad” para retornar el dinero al país, “X” invierta en la adquisición de bienes, o en el sistema financiero o emprendimientos comerciales. “X” puede justificar de dónde obtuvo el dinero para realizar la inversión, porque tiene la factura que le “pagara” anteriormente “Y”.
Otra posibilidad, es que “Y” obtenga un crédito para inversiones en nuestro país en el mismo banco donde “X” tiene abierta su cuenta corriente. Cuando “Y” deba justificar el origen del dinero en AFIP, tendrá a mano la documentación que avala la obtención del crédito bancario.
Si el delincuente se preocupó en fomentar una buena red y lazos con fiscales, jueces, consultoras, bufetes de abogados e informantes de la city, que le permitieran operar con comodidad, el ciclo de lavado se constituye en una red segura y cerrada de nivel internacional, a pesar de los Panama’s Papers.
¿Por qué nos empecinamos en hablar de delito? Simple, el costo operativo que implica movilizar esa masa de dinero “sucia” en la mecánica del lavado” no se justifica si el tenedor de esas divisas puede explicar su origen. Enterrar la guita en Bahamas, también es caro.
Fuentes: GOPAC, Diario Página/12, Chequeado.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s